Las calles en Lima

Conocer una nueva ciudad es adentrarse a un acertijo. La retina se abre a la maravilla de los nuevos colores, la inclinación de la luz que hace únicos los atardeceres, las sombras de los árboles…

Ubicarse en una ciudad tan grande como Lima no es nada fácil.

Los puntos cardinales suelen confundirse fácilmente, solo el mar está allí como limite natural diciendo con el sol vespertino a sus espaldas que es el occidente. Los cerros ubicados en medio de la ciudad son bien parecidos y la ubicación de calles, jirones y avenidas es un proceso lento de domesticación.

Lima no tiene un sistema de nomenclatura cardinal en sus direcciones. La ciudad a la medida que va creciendo bautiza sus calles con nombres históricos, remembranzas de héroes de la independencia de España; de la guerra con Chile; utopías que quedan marcadas como Emancipación; nombre de países, ciudades, regiones. En Villa El Salvador puede uno toparse con el cruce entre las avenidas Micaela Bastidas y José Carlos Mariátegui.

Así que el habitar una nueva ciudad como Lima trae lo suyo, como por ejemplo, ese juego de demarcación mental de puntos de referencia: la plaza de Armas, el jr. de la Unión, la plaza San Martín… la calle Larco… Larco Mar… el Parque del Amor…la Costa Verde… la Vía Expresa… la Vía de Evitamiento y así lo que antes era un misterio comienza a tomar forma y paisaje.

En el andar diario vamos dejando por donde pasamos esa ruta de migas de la memoria que nos permite tejer caminos de ida y vuelta, la crianza recíproca con un sitio que nos encariña para hacernos parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>